NORDIC-WALKING

En este artículo os explico brevemente en qué consiste el Nordic Walking o Marcha Nórdica. Se trata de una modalidad en la que añadimos el uso de unos bastones a la forma natural de caminar. Es un ejercicio físico aeróbico completo, simétrico y fluido que respeta en todo momento la correcta alineación del cuerpo.

Su origen se remonta a los años 30 en Finlandia, en que se utilizaba como entrenamiento de fuera de temporada de los esquiadores de esquí de fondo. Sin embargo, el primer uso documentado fuera del ámbito deportivo data de los años 60 en que la profesora de Educación Física Leena Jaaskelainen lo introdujo en sus clases en una escuela en Helsinki. Posteriormente en el año 2000 se creó la primera y más grande organización para la difusión y salvaguarda de una educación de calidad del Nordic Walking, la INWA (Federación Internacional de Nordic Walking).

En cuanto al material, los bastones están especialmente diseñados y son por lo tanto diferentes a los tradicionales de trekking. Estos bastones específicos para la práctica del nordic walking nos permitirán incorporar el trabajo activo de la parte superior del cuerpo a la hora de caminar. Esto permite por un lado activar músculos que no trabajarían sin los bastones y por otro lado repartir el esfuerzo entre la parte superior e inferior del cuerpo mientras caminamos. De esta manera no solamente utilizamos los bastones para apoyarnos sobre ellos sino que los utilizamos también para propulsarnos hacia delante.

Una de las cosas que más sorprende a quienes se inician en la marcha nórdica es que los bastones están sujetos a la muñeca por una correa especial, también denominada dragonera, por lo que no tenemos que agarrar el bastón de forma continua. Es más, las manos se abren y cierran gradualmente, lo que favorece la circulación sanguínea y linfática. Pero de los beneficios del nordic walking y de su uso en la prevención, control y rehabilitación de distintas patologías hablaremos en futuras entradas.

Se trata pues de integrar el trabajo de tronco y extremidades superiores a la hora de caminar mediante el uso de unos bastones que nos ayudan a propulsarnos hacia delante. La técnica más extendida en el mundo es la denominada técnica diagonal o tradicional, inicialmente descrita por INWA (Federación Internacional de Nordic Walking), que respeta en todo momento la forma correcta de caminar y la alineación del cuerpo.
Se recomienda aprender de la mano de un/a especialista del ejercicio que además instruya en Nordic Walking ya que así se pueden evitar gestos inapropiados que pudieran aumentar el riesgo de lesión. Un especialista podrá además adaptar la técnica a las características individuales de cada practicante de forma segura.

NORDIC-WALKING-1

Cristina González Castro
Especialista del Ejercicio
www.4trebol.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Navigation