edema

La MTC contempla el edema como una retención excesiva de líquidos, que al llegar al sistema cutáneo se hace evidente y se manifiesta en forma de hinchazón a nivel de cabeza, cara, párpados, abdomen, espalda, los cuatro miembros, e incluso, de forma generalizada.

En principio aparece porque se pierde la función metabólica de los líquidos y el adecuado mecanismo de circulación, gestión y distribución de los mismos. Los Zang Fu implicados en este proceso son principalmente Pulmón, Bazo, Riñón/Vejiga y Sanjiao.edema.jpg2

Vamos a ver ahora cuál es la etiología principal del edema. Al Pulmón, por ejemplo, le afecta el ataque de Viento patógeno externo. El Qi de Pulmón pierde su función dispersante y descendente de líquidos a Riñón. Esto genera un edema que afecta a la parte superior del cuerpo.

El ataque de Humedad afecta sobre todo a Bazo, que puede conducir a una insuficiencia de este órgano con pérdida de la función de transformación, transporte y distribución de líquidos. Éste sin lugar a dudas es el órgano más importante de los implicados en la gestión de líquidos, pues a él le corresponde la transformación y separación de los mismos en puros e impuros y su posterior conducción hacia arriba o abajo para que se vayan completando las siguientes fases de su proceso y producción.

El agotamiento del Jing y Yang Qi de Riñón (por exceso de cansancio, relaciones sexuales, enfermedad, etc.) puede dan lugar a la disfunción de la pareja de quien depende la regulación del Agua (la Vejiga), con los consiguientes trastornos. El edema que aparece en este caso afecta a las piernas, principalmente.

Por último, factores infecciosos de otros procesos patológicos que se acumulan y producen patógenos endógenos como el Viento interno, la Humedad y el Calor pueden afectar a Pulmón y Bazo, alterando sus funciones y dando lugar a un edema que suele ser generalizado.

Para su tratamiento, la MTC distingue dos edemas fundamentalmente: el edema tipo Yang y el tipo Yin. El primero es debido fundamentalmente a la agresión de factores patógenos externos; mientras que el segundo se debe sobre todo a factores internos, principalmente a la hipofunción de Bazo y Riñón.

Txema Azkona

Director de “espacio de eQilibrio“

Experto en Terapias Naturales por la Universidad de Barcelona

Experto en Acupuntura Bioenergética y Moxibustión por la Universidad Europea del Atlántico

Titulado Superior en Acupuntura y Medicina Tradicional China por la ESMTC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Navigation