contraindicación-laser

Para realizarnos la depilación láser de diodo, primero tenemos que conocer las contraindicaciones a tener en cuenta, hay varias las absolutas y las relativas.
Contraindicaciones absolutas:
• Infecciones activas en el sitio del tratamiento.
• Infección activa o antecedentes de herpes simple en la zona de tratamiento.
• Cuando hayas tomado isotretinoína (Accutane) oral en los 6 meses previos al tratamiento.
• Historial de formación de queloides.
• Antecedentes de livedo retivularis (enfermedad vascular autoimune).
• Sufras de hipersensibilidad en el sitio de tratamiento a cualquier agente, solución o gel empleado en el tratamiento, si no existe una alternativa.contraindicaciones-laser
• Si en los últimos 6 meses te has sometido a tratamiento oral con Roacutan, Tigason, Neotigason.
• Si en los últimos 6 meses has sometido la zona a depilar con láser con CO2, Erbio Yag o dermoabrasión.
• Utilizar anticoagulantes, antes del período de eliminación, según el prospecto del paquete y a criterio del médico.
• Presentar venas varicosas con reflujo que alimentan la telangectasia.
• Antecedentes de melanoma.
• Nevos displásticos en la zona de tratamiento.
• Historial de alteración hemorrágica.
• Historial de trastornos de colágeno, vasculares o de inmunosupresión.
• Tatuajes en los sitios de tratamiento.
• Afecciones cutáneas concurrentes que afecten a las zonas de tratamiento, o cualquier afección cutánea inflamatoria.
• Calenturas activas, laceraciones o abrasiones abiertas en la zona de tratamiento.
• Historial de inmunodeficiencia (incluida la infección por VIH o el SIDA).

Contraindicaciones relativas:
• Historial de eritema ab igme, que es una erupción pigmentada eritematosa reticulada persistente de la piel producida por una exposición prolongada y repetida a calor moderadamente intenso o a la radiación por infrarrojos.
• Uso de depilatorios u otros tratamientos de depilación como cera, de pinzas de depilar en la zona de tratamiento en las 6 semanas anteriores.contraindicaciones-relativas-laser
• Infecciones crónicas o cutáneas de tipo vírico, bacterianas o fúngicas en la zona de tratamiento.
• Trastorno de fotosesibilidad que puede exacerbarse por la luz infrarroja.
• Antecedentes de cáncer de piel o lesiones precancerosas en los sitios de tratamiento.
• Uso de medicamentos, suplementos herbolarios, perfumes o cosméticos que puedan afectar a la sensibilidad a la luz.

Si tu caso coincide con algunas de las que a continuación describimos, consúltanos para valorar el caso.

 

Centro de Estética Susana Basurto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Post Navigation